Hay un caso confirmado de dengue y 58 en estudio

El Gobierno provincial declaró el estado de alerta sanitaria

El Ministerio de Salud de la Provincia informó que ha sido declarado el estado de alerta sanitaria en Jujuy, ante la situación generada por enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, tales como el dengue, chicungunya y zika. El anuncio fue formulado tras una reunión encabezada por el ministro Mario Fiad, junto al Secretario de Planificación y Políticas Sanitarias, Pablo Perovic, y el Director Provincial de Programas Sanitarios, Carlos Ripoll.

El Ministro Mario Fiad indicó que, “a fin de que podamos estar preparados y prevenir cualquier eventualidad, el Gobernador Gerardo Morales emitió un decreto acuerdo a fin de contrarrestar el incremento de casos, tal como está ocurriendo en otras provincias y países vecinos, considerando que Jujuy es una provincia vulnerable a esa patología”.

“Resulta oportuno implementar todas aquellas estrategias de prevención y previsión, a fin de reducir el potencial impacto sanitario que pudiere existir. De este modo, estamos totalmente preparados y tenemos los mecanismos a disposición para enfrentar los eventuales casos”, sostuvo Fiad.

Aclaró Fiad, que “el Ministerio de Salud, a través de toda su estructura sanitaria, se encuentra abocado a realizar todas las acciones necesarias para detectar lo más rápidamente posible los casos que pudieren ocurrir como la búsqueda activa de personas febriles, acciones de bloqueo de foco y rociado espacial, etc. Vale indicar que desde el 1º de enero de 2016 a la fecha, se estudiaron en la provincia 58 casos sospechosos de la enfermedad de los cuales uno resultó positivo”.

La situación se encuentra controlada por los equipos intervinientes de la Provincia y personal técnico del Ministerio de Salud de la Nación con base en Jujuy”, afirmó el Ministro Fiad, quien añadió que “se trabaja en coordinación con municipios y diferentes instituciones de la comunidad. Se están efectuando también tareas de capacitación, provisión de insumos y acciones de vigilancia clínica, entomológica y de laboratorio”.



Recomendaciones. ¿Cuándo sospechar dengue?

El Ministro Fiad refiriéndose al dengue detallo que “tiene un período de incubación aproximadamente de 5 a 7 días, luego de ese período aparecen los síntomas. El cuadro más común se caracteriza por fiebre acompañada de un intenso malestar general (dolor de cabeza, de músculos y articulaciones), erupciones rojizas en brazos y piernas, picazón, náuseas y vómitos y sangrado de nariz y encías”.

Recomendó Fiad que “ante estos síntomas se debe acudir sin demoras al médico para recibir el tratamiento adecuado. Es importante no automedicarse. No se deben tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares ya que estas pueden empeorar el cuadro de la enfermedad”.

“En algunos casos el dengue se complica y cuando la fiebre disminuye, se produce una forma más grave de la enfermedad, caracterizada por hemorragias severas. También se pueden presentar derrames internos de líquido plasmático, lo que genera dificultades para respirar y daños en diversos órganos. Cuando la enfermedad se torna crítica, pueden aparecer síntomas como piel fría, pulso débil, taquicardia y presión arterial baja” dijo Fiad y además alertó que “todas las personas con dengue deben estar alertas hasta 48 horas después de terminada la fiebre, que es el lapso en el que aparecen las complicaciones”.



Cómo prevenir la proliferación de mosquitos transmisores de dengue

En este sentido el Ministro Fiad explicó que “Como no existen vacunas que prevengan el dengue, ni medicamentos que lo curen, la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores”.

“Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados” solicitó Fiad.

A su vez recomendó que “Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan permanentemente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos). En el caso de usar recipientes para el almacenamiento de agua, es imprescindible mantenerlos tapados” cerró Fiad.

Fecha: 26/01/2016 | Lugar: Jujuy

 

Consultar sobre Mario Fiad: